Innovacion tecnologica para el control del dengue

Unas 1.500 ovitranpas larvicidas, para controlar el mosquito Aedes Aegypti, principal vector del dengue están siendo ensayadas en Jujuy.  El Centro INTI-Plásticos junto con el Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas (Cipein) están ensayando 1.500 ovitrampas larvicidas en domicilios de la localidad jujeña de Caimancito, a 145 kilómetros de la capital prvincial, de clima tropical con elevadas temperaturas diurnas todo el año, para controlar el Aedes aegypti, principal vector del dengue. Las ovitrampas son recipientes plásticos, donde las hembras grávidas de mosquitos depositan sus huevos, y que contienen un compuesto activo en su formulación que se libera de forma controlada hacia el agua de cría, interrumpiendo el desarrollo de la larva a adulto. El uso de este dispositivo representa una herramienta de muy bajo impacto ambiental que aporta al control integrado de los mosquitos transmisores de dengue. Además, permite monitorear las poblaciones de estos insectos con fines de recolección de muestras o de vigilancia, permitiendo detectar infestaciones relativamente bajas de mosquitos. Las ovitrampas evaluadas en ensayos de laboratorio han presentado una eficacia residual mayor a un año. “Es un ensayo a campo donde este dispositivo se suma a otros con los que habitualmente se combate en las campañas contra el dengue, y se evaluarán los resultados obtenidos hasta mayo”, explicó Patricia Eisenberg, coordinadora de la Unidad Técnica Tecnología de Materiales del Centro de Investigación y Desarrollo para la Industria Plástica del INTI. Las ovitrampas se complementan con una nueva tableta que libera en forma de humo un principio activo que elimina las formas adultas voladoras del mosquito y un larvicida, actuando sobre sus formas inmaduras (con eficiencia mayor al 95 %), desarrollada por el Cipein, a cargo del investigador responsable del proyecto Eduardo Zerba. Ambos elementos pueden ser usados en forma segura por los moradores de la vivienda para controlar al mosquito Aedes aegypti, lo que resulta fundamental ya que esta especie de mosquito tiene hábitos domiciliarios y la transmisión del dengue es predominantemente doméstica. Anteriormente, los tratamientos con formulaciones que actúan como larvicidas en reservorios acuáticos de larvas de mosquitos se veían afectados en su efecto de control, debido a la dilución por lluvias o por la renovación del agua.