LA CUENCA MATANZA-RIACHUELO BAJO LA LUPA

El responsable de la Unidad de Proyectos Especiales Cuenca Matanza – Riachuelo expuso lo realizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ante la Legislatura porteña.

El titular de la Unidad de Proyectos Especiales Cuenca Matanza – Riachuelo (UPE) y miembro del consejo directivo de la Autoridad de Cuenca (Acumar), Alberto Términe, expuso las acciones concretadas entre octubre de 2016 y setiembre del corriente año en jurisdicción de la Ciudad de Buenos Aires.
Las expresiones de Términe se dieron durante una reunión pública especial convocada por la Comisión Legislativa de Ambiente.
La convocatoria cumplió con lo dispuesto en el artículo 7° de la Ley N° 3947 – Emergencia Social, Urbanística, Ambiental y Sanitaria de la CMR, de 2011 y sus modificatorias de 2014 y 2016. La normativa declara hasta 2019 la emergencia social, urbanística, ambiental y sanitaria de la CMR en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los fines de asegurar un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano presente y de las generaciones futuras.
Términe, como representante del Poder Ejecutivo, detalló las acciones realizadas en relación con la cantidad de habitantes relocalizados provenientes de los asentamientos existentes en el camino de sirga. Explicó que se invierten $ 5.183 millones y que los fondos iniciales del 2013 en la actualidad son $.1885 M., en 2017 llegan a 144% más que el año pasado.
Respecto del estado financiero de los créditos otorgados por convenios con organismos multilaterales de crédito y las sumas desembolsadas apuntó que el fondo global al año 2021 es de 1.200 M. de dólares.
Especificó, entre otras acciones desarrolladas durante el último año, la recolección y transporte de líquidos cloacales a lo largo de los 48 km de costa y la relocalización de 570 familias, el 26% del total, faltan otras 1.634 familias hasta el 2019. “El camino de sirga actualmente está desocupado y se terminará en la segunda mitad de 2019”, aseguró el funcionario.
En otro tramo de su exposición con relación a Higiene Urbana, Términe explicó que “se evitaron arrojar al Riachuelo más de 1.700 toneladas de basura”.
A las empresas y establecimientos industriales empadronados, señaló que se efectuaron 6.944 inspecciones y 44 clausuras. También expuso resultados de los monitoreos mensuales de agua y estudios de suelo. Sobre la contaminación del agua por residuos advirtió que “si bien se mejoraron aún siguen siendo elevados”.
Durante la exposición del resumen del informe, además, aludió al estado de situación del sistema de salud y a las acciones desarrolladas incluyendo los datos, de acuerdo al registro específico, de la asistencia y atención médica brindada por afecciones relacionadas con el impacto contaminante de la Cuenca y sobre las estrategias de prevención y promoción de la salud implementadas e información referida al funcionamiento de los Centros de Salud Ambiental y al Nodo de vigilancia epidemiológica. Remarcó la importancia de la atención en los cuatro hospitales públicos -Argerich, Penna, Piñero y Santojanni-, los 24 CeSacs y 46 centros médicos barriales cuyas vacantes de profesionales fueron cubiertas por llamados a concurso de antecedentes.
Operativos de descacharreo en la lucha contra el dengue, estudios toxicológicos, proyectos hidráulicos y la educación y concientización fueron otros de los aspectos explicados. “El 65% de las escuelas de la zona están comprendidas en el programa Escuelas Verdes”, aseguró.

23 de noviembre de 2017 – ep