MENOS RESIDUOS CONTAMINANTES

Más países se suman en todo el mundo a la tendencia de retorno de envases. Gran Bretaña acaba de anunciar una iniciativa en ese sentido.

Reino Unido y otros 40 países y regiones han optado por recuperar el hábito de devolver los envases para impedir que millones de latas y botellas acaben contaminando el entorno. Según el gobierno inglés, en el país se utilizan 13.000 millones de botellas anuales y más de 3.000 son abandonadas.
Desde Downing Street se anunció que desarrollarán “un sistema de depósito que aumente las tasas de reciclaje y reduzca la cantidad de residuos que contaminan nuestro territorio y nuestros mares”.
Los detalles del sistema deberán ser definidos en una consulta con todos los implicados, pero el gobierno ha especificado que en Inglaterra se venderán con depósito todos los envases de bebidas de vidrio, metal o plástico. Según datos extraoficiales ese depósito sería de 15 peniques.
El ministro de Medio Ambiente británico, Michael Gove, dijo: “Es indudable que el plástico está provocando una situación caótica, que está destruyendo los ecosistemas marinos. Es absolutamente vital que solucionemos esta amenaza y recuperemos los millones de botellas que acaban cada día en el fondo del mar”.
Este anuncio se alinea con los llamamientos internacionales para recuperar la práctica de devolver los envases de bebidas a los comercios, para evitar su abandono en entornos terrestre y marino. En los últimos meses se han pronunciado en ese sentido la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, la Asamblea General de Medio Ambiente de las Naciones Unidas y el G20.
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, sostuvo que “los sistemas de depósito son una forma realmente buena de garantizar que las botellas y latas no terminan en el medio ambiente y animo a los estados miembros a que los consideren”.

05 de abril de 2018 – ep