“ELEVAMOS MUCHO NUESTROS NIVELES DE CALIDAD”

Entrevista a Nicolás Portela. Sutter adecuó y optimizó productos y procesos para mantenerse competitivo. Además, avanza en iniciativas para llegar a nuevos usuarios.

Entre los desafíos de Sutter, figuran bajar los costos de producción y obtener mejores acuerdos con los proveedores de materias primas.


Con más de 160 años en el rubro de la limpieza y la higiene profesional, la compañía de origen italiano Sutter se caracteriza por fabricar productos de alta calidad e innovación permanente para los diferentes segmentos del sector, que incluye a la desinfección.
Hace un cuarto de siglo está presente en la Argentina, donde fabrica hace 20 años más del 80% de sus productos a la venta. El resto del portfolio que comercializa es importado de Italia debido a cuestiones de escala, calidad o materias primas que no se consiguen en el país.
Nicolás Portela, director comercial de Sutter en la Argentina destacó a InfoClean los diferentes proyectos que la empresa tiene en marcha, en un contexto que demanda cambios significativos para mantener la competitividad.
“Estamos presentes en diferentes segmentos del mercado de la limpieza y este año fue complejo, como todos los rubros”, dijo el directivo. Al respecto, comentó que la empresa decidió enfocarse en acelerar los proyectos que estaban un poco rezagados en el tiempo. “Por ejemplo, lanzamos productos nuevos y ampliamos la venta a diferentes canales, tanto en el país como, en algunos casos, en el exterior”, afirmó.
Portela explicó que desde principios del año pasado “cambió mucho la superficie a limpiar”. Por la pandemia, la demanda se dirigió más a la desinfección. Ante esa realidad, “elevamos los niveles de inventario de este tipo de productos y de materias primas para abastecer al mercado sin inconvenientes. Este cambio hizo que tuviéramos que trabajar articuladamente con cada área de la compañía”, aseveró.

Exigencias en alza
Una de las iniciativas de Sutter en el país fue la de desarrollar desinfectantes con amonio cuaternario de quinta generación. “Nos caracterizamos por la innovación permanente y, si bien ya venimos utilizando los amonios cuaternarios, esta nueva generación nos asegura un mayor espectro de cobertura respecto a virus y bacterias”, señaló el director comercial.
Por lo pronto, las modificaciones en la demanda dependen del tipo de cliente. “Por supuesto, el segmento de la salud tiene un mayor requerimiento y mayor exigencia con respecto a la calidad del producto terminado y de materias primas. En los últimos tiempos todo el mundo hizo un curso acelerado de higiene y desinfección. Por eso hoy la exigencia es mucho mayor de lo que era. La calidad es lo que predomina al final del camino”, dijo Portela.
Entre los desafíos constantes de Sutter, figuran bajar los costos de producción y obtener mejores acuerdos con los proveedores de materias primas, con el objetivo de reducir al mínimo el impacto del cambio de precio en usuarios y consumidores, siempre respetando la calidad que lo caracteriza.

Alternativas
Por otra parte, Sutter, en julio, empezará a lanzar productos en formatos más pequeños. En ese sentido, el directivo afirmó: “Hay clientes que hoy están con poca actividad y les cuesta muchísimo acceder a productos de mayor tamaño. Lo que queremos lograr es que quienes tengan necesidades de desinfección puedan comprar de forma más económica y con la misma calidad, productos profesionales”.
A su vez, la empresa apunta a iniciar la primera etapa de una prueba con consumidores finales de hogares, a fin de acercar un portfolio profesional, de alta calidad y accesible en su precio. Los testeos se realizarán en diferentes canales comerciales.
Como la información también da seguridad y resguardo, la empresa estuvo trabajando en etiquetas con códigos QR. “De esta manera, se puede acceder a la ficha técnica y a la hoja de seguridad de cada producto. Es un avance muy interesante porque cualquier persona puede saber qué artículo tiene en las manos y cómo usarlo. Los distribuidores y las empresas de limpieza lo valoran mucho”, dijo Portela.