LOS ACTIVOS Y LOS OTROS

En la formulación de pesticidas hay dos clases de sustancias: las activas y las otras. Se deberá tener en cuenta esto a la hora de elegir el producto.

Los ingredientes activos en los productos pesticidas son los químicos que matan, controlan o repelen plagas. Por ejemplo, los ingredientes activos en un herbicida son los que matan las malas hierbas. A menudo, constituyen la menor parte de todo el producto. Las etiquetas de los pesticidas incluyen el nombre de cada ingrediente activo y su concentración en el producto.
El mismo ingrediente activo puede encontrarse en cientos de productos plaguicidas con nombres diferentes, mientras que productos de marcas similares pueden tener diferentes ingredientes activos y los productos con el mismo nombre e ingredientes activos pueden tener diferentes concentraciones.
Algunos ingredientes activos trabajan contra una amplia gama de plagas. Otros son más específicos, matando sólo ciertas cosas. Hay familias de ingredientes activos que trabajan en la misma forma básica. El uso de ingredientes activos de diferentes familias químicas puede retrasar el desarrollo de la resistencia a los plaguicidas.
Los “otros” ingredientes no se listan en las etiquetas de productos pesticidas registrados por la EPA. Eso se debe a que su identidad se considera una “información comercial confidencial.” Hasta 1997, siempre fueron llamados ingredientes “inertes”, en contraste con los “ingredientes activos”.
Algunos de los productos que se utilizan como otros ingredientes pueden ser tóxicos y, en algunos casos, pueden presentar mayores riesgos que el ingrediente activo en sí. Aunque los demás componentes no sean requeridos en la etiqueta, la palabra de advertencia en la etiqueta indica la toxicidad del producto formulado.
Los “otros” ingredientes pueden desempeñar una variedad de trabajos, como aumentar la vida útil, atraer la plaga o dispersar el producto de manera más uniforme. Algunos son el queroseno, el propano y otros productos derivados del petróleo, el aceite de gaulteria o maní, cera de abejas y sal.
Hay límites máximos de residuos para otros ingredientes que se utilizan en los alimentos. Además, el mismo químico puede ser un ingrediente activo de un producto y “otro” ingrediente en otros productos.
Sólo algunos ingredientes pueden ser utilizados en los pesticidas de bajo riesgo y plaguicidas para sistemas de producción orgánica.

ep