CABA SUMA CONTENEDORES

La Ciudad incorpora más unidades verdes para promover la separación de materiales reciclables en los hogares. Luego son transportados a centros para su reciclaje y reinserción en la industria.

El Gobierno porteño ya dispuso de 28.495 contenedores negros para los residuos húmedos.


El Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana DE LA Ciudad de Buenos Aires avanza con el plan de contenerización. Ya instaló más de 4.075 contenedores y campanas para reciclables, priorizando los barrios con mayor generación de residuos reciclables, según información oficial.
“Con el plan BA Recicla estamos ampliando la infraestructura en toda la Ciudad para que vecinos y vecinas tengan siempre un lugar cerca de sus hogares para llevar los reciclables. El objetivo es lograr que el 80% separe sus reciclables y lo deposite en el lugar adecuado”, afirmó Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana porteña.
Los materiales reciclables que van en el contenedor o campana verde son todos los residuos de plástico, papel, cartón, vidrio y metal. Algunos ejemplos de los consumos hogareños son botellas, cajas, bolsas, latas, diarios, frascos, y embalajes. Es importante que estén limpios y secos.
Con respecto al sistema de recolección, los contenedores son vaciados por las empresas de Higiene Urbana: Cliba, Aesa, Urbasur, AMYM, Solbayres, Nittida y el Ente de Higiene Urbana. Luego, los materiales reciclables son llevados a los 16 Centros verdes de la Ciudad, donde las cooperativas de los recuperadores urbanos lo separan, fraccionan y enfardan para la venta. Así los materiales son reciclados por la industria y se convierten en materia prima para nuevos productos.
Por otro lado, la Ciudad ya cuenta adicionalmente con 28.495 contenedores negros para los residuos húmedos: restos de comida, yerba, cáscaras de huevo, y también otros materiales que estén contaminados por alimentos. La basura debe ser depositada en los contenedores en bolsas cerradas, de 19 a 21 hs.
De acuerdo con estudios realizados, se determinó que sólo el 46% de los porteños separa sus residuos. De los que no lo hacen, el 16% afirma que el motivo es la falta de un contenedor cerca. Las otras causas esgrimidas son que no sabe cómo hacerlo, que no tiene los recursos, que no genera residuos reciclables o no saca la basura.